Foro 2013: Origen, diversidad, territorios


Formular respuestas adaptadas a un conjunto de cambios globales (ecológicos, sociales, económicos y culturales),  interdependientes y con un impacto notable  a diferentes niveles, es,  sin duda, una preocupación central para nuestras sociedades modernas. En un contexto en constante evolución, las estrategias de conservación y valorización de recursos y  diversidad local nos permiten movilizar las capacidades de adaptación de sistemas socio-ecológicos complejos, y actúan como catalizadores de los factores de desarrollo endógeno al mismo tiempo que sirven como  herramientas para la reducción de la pobreza. Estas estrategias, que podemos  ver materializadas en ejemplos claros como las  Indicaciones Geográficas y/o las Marcas territoriales, ofrecen oportunidades reales de desarrollo basadas en la valorización de productos y servicios que se distinguen por su calidad específica. En ocasiones dichos productos y servicios se vinculan formando una canasta de bienes y servicios territorial.

La movilización en torno a la calidad vinculada al origen ha vivido un desarrollo importante durante los últimos años. Esta movilización se debe por una parte a la toma de conciencia sobre la importancia de los recursos locales, desde el punto de vista económico y patrimonial, y por otra parte, a interés mostrado por los diferentes actores de la cooperación y el desarrollo, que han movilizado numerosos recursos y expertos en la materia.

Este primer seminario de intercambio entre un conjunto de actores asociados a esas dinámicas desde diferentes horizontes (actores locales, investigadores, personal ejecutivo  y autoridades locales, etc.), fue una oportunidad  para analizar y cuestionar los procesos que vinculan la preservación y valorización de la diversidad local con los enfoques sectoriales y/o territoriales.

    A lo largo de esta primera edición del Foro “Origen, Diversidad y Territorio” de 2013, más de  80 personas de 37 países diferentes y de cuatro continentes estuvieron presentes. Participaron asociaciones de productores y organizaciones de la sociedad civil, centros de investigación (CIRAD, INRA, CNRS, Fibl, RIMISP), organizaciones internacionales (ONUDI, FAO, OAPI, Biodiversity International, ITC), actores públicos (Ministerio de Agricultura de Suiza, INTA Agentina, OFAG), etc. El nivel de participación puede consultarse en las siguientes gráficas:

 diagrammes ESP

El Foro duró 3 días, los dos primeros fueron dedicados a la organización de sesiones plenarias y talleres temáticos en torno a:

  • Origen, Diversidad y Territorios – Tendencias actuales y miradas cruzadas de las dinámicas en curso a nivel internacional.
  • Origen, Diversidad y Territorios – Visiones de los diferentes tipos de actores.
  • Protección y valorización de los productos de calidad específica vinculada al origen.
  • Canasta de bienes y servicios, valorización de un territorio en su globalidad: retos y estrategias para la identificación y la valorización de  productos, servicios y oferta territorial.
  • La preservación y promoción de los recursos y la diversidad local como factor de resiliencia en contextos globales en plena mutación.
  • El rol de la gobernanza territorial y de las políticas públicas en las estrategias de preservación y valorización de la diversidad local y de los productos vinculados al origen.
  • Herramientas metodológicas y su importancia para la comprensión y la mejora continua de nuevos enfoques de desarrollo.

El tercer día, los participantes fueron invitados a visitar diferentes experiencias de valorización de productos de calidad de la región de Ginebra, Suiza y la región de Haute Savoie en Francia.  El programa completo está disponible en la página web del Foro.

Síntesis de las discusiones y debates

Durante los talleres de reflexión y las sesiones plenarias, la cuestión de la pertinencia de la valorización de un producto emblemático, cuya calidad es vinculada al origen, como eje central de las dinámicas de desarrollo fue central: los avances, pero también los limites y ciertos impactos negativos de las Indicaciones Geográficas y otros planteamientos focalizados sobre un único producto, fueron largamente debatidos. La Indicación Geográfica permite, bajo ciertas condiciones, delimitar un área, caracterizar un producto y las prácticas que existen en torno a él y reforzar su vínculo con el territorio. Algunos participantes abordaron el tema desde sus aspectos más sensibles, tales como la ausencia de « pliegos de condiciones » donde se especifiquen las condiciones técnicas que permitan preservar el vínculo con el territorio o las tensiones existentes entre la necesidad de desarrollo económico y las presiones que éste supone sobre los recursos naturales. Se discutieron los mecanismos de regulación de esto aspectos, en particular el rol de las autoridades y organismos de gestión, de control y de reglamentación. El aspecto territorial de estas dinámicas ha sido puesto en relieve, así como la importancia de tratar los productos y servicios de un territorio como un conjunto. Se consideraron las Marcas territoriales como posible respuesta a esta preocupación, y fueron discutidas las ventajas e inconvenientes de su aplicación.  La dinámica de un territorio puede catalizarse compartiendo ciertos recursos a través de plataformas de intercambio y de toma de decisiones creadas para la gestión de las marcas territoriales.  Sin embargo, estas iniciativas pueden ser muy dependientes de fondos públicos siendo difícil encontrar un modelo sostenible de financiamiento.

Además, los debates pusieron de relieve la importancia de las redes horizontales de colaboración y de concertación,  junto con la necesidad de consolidar sistemas de gobernanza territorial flexibles y sensibles a los contextos locales para una adecuada planificación territorial y el desarrollo de  mecanismos de certificación participativos y adaptados. Se subrayó la necesidad de que los gobiernos y autoridades locales apoyen esos esfuerzos y contribuyan a hacer accesibles estos procesos a los pequeños productores sin contribuir a reforzar procesos de  exclusión y trivialización.

Finalmente, la discusión y puesta en común de buenas prácticas en torno a las herramientas de identificación, protección, y promoción de productos y servicios territoriales, y también de los instrumentos de seguimiento y evaluación de las dinámicas de desarrollo territorial, han demostrado el crecimiento de iniciativas en la materia. Durante el debate se hizo hincapié en la necesidad de i) realizar un inventario de las herramientas existentes (como el Inventario en línea que existe en la web del Programa « Calidad y Origen » de la FAO);  ii) buscar sinergias entre las herramientas de análisis y fomento de productos emblemáticos (cómo el método de identificación de los diferentes  impactos de las IG, desarrollado por la Universidad de Florencia y el Instituto de la Propiedad Intelectual Suizo), y las herramientas que permiten analizar las dinámicas territoriales basadas en la valorización de la diversidad biocultural, como la desarrollada por la plataforma Diversidad Biocultural & Territorios (DB&T);  iii)  desarrollar herramientas de medición que permitan informar al personal de los órganos de decisiones sobre el impacto de los procesos territoriales en dimensiones como la inclusión social, el empoderamiento de grupos vulnerables y la preservación de servicios eco-sistémicos.

Conclusiones

Basándose en las conclusiones de los talleres grupales, el foro concluyó con la definición de un plan de acción orientado hacia una mejor integración de los procesos que vinculan la valorización de la diversidad y el desarrollo local sostenible.

Los participantes del Foro declararon durante los debates, que las iniciativas tomadas para la promoción de la diversidad biológica y cultural, basadas en la protección y la valorización de productos que vinculan su calidad al origen,  tienen que unir sus esfuerzos para lograr los objetivos siguientes:

  • Creación de un portal internet de intercambio de informaciones, experiencias e iniciativas relevantes, herramientas de diagnóstico, seguimiento e evaluación, etc.
  • Informar a los gobiernos de los países en desarrollo y las entidades de cooperación  para fortalecer sus capacidades, así como brindar  apoyo técnico a  productores de pequeña escala  y comunidades locales, para facilitar la apropiación y el desarrollo de estrategias de valorización y promoción de estándares de calidad vinculada al origen.
  • Contribuir al empoderamiento de organizaciones de productores y actores locales para que sus derechos sean reconocidos por los gobiernos y autoridades locales, y que al mismo tiempo puedan incidir en los procesos de toma de decisiones a diferentes niveles.
  • Cuando se estén desarrollando herramientas de valorización / promoción / certificación, apoyar a los gobiernos para que trabajen estrechamente con los productores y se aseguren de que esas herramientas son apropiadas para los productores y adaptadas al contexto local.
  • Favorecer y apoyar a los productores en la búsqueda de reconocimiento y certificación de diferentes productos de sus territorios, generando procesos de articulación entre activos y actores territoriales.
  • Profundizar la investigación y capitalizar las buenas prácticas y lecciones aprendidas en materia de promoción de signos distintivos de calidad y origen de manera que esas lecciones se integren en las agendas y programas de cooperación internacional.

Información más detallada sobre las presentaciones y conclusiones de los diferentes talleres, así como todas las presentaciones de los diferentes talleres,  están disponibles en la versión en francés de: http://origin-for-sustainability.org/

Los participantes coincidieron  en la importancia de la organización de ese tipo de foros útiles para estimular y favorecer:  i) el intercambio de buenas prácticas y el diálogo sobre conocimientos;  ii) la profundización de los conocimientos y la visibilización de diferentes  investigaciones;  iii) la consolidación de alianzas que permitan generar y articular una cantidad importante de experiencias y actores; iv) la construcción de un discurso que fortalezca los procesos de incidencia en espacios de toma de decisiones.